Tu Musa de la Perspectiva

 
PilarMendiola.JPG

Tu Musa de la Perspectiva

¿Me podrías prestar tu cerebro un minuto o más bien como una hora, necesito tu opinión? Esta ha sido la pregunta que más le he hecho a mi hermana durante la última década. Todavía me pregunto yo que hice para correr con la suerte de compartir genes, techo y comida con esta mente brillante y alma sabia.

Algo muy importante de mencionar en este punto de la historia, es que nuestras personalidades y las formas en las que vemos y experimentamos la vida no podrían ser más opuestas. Nuestra relación ha evolucionado a lo largo de nuestra historia y ha jugado un papel espectacular en la manera en la que cada una, el día de hoy, toma decisiones en la vida.

Podría decir en este momento que tengo un sinnúmero de historias en donde de pequeñas nos volvíamos locas la una a la otra al lidiar con estas diferentes personalidades y maneras de ver la vida. Sin embargo, no estaría contando la historia como es. Yo sé perfectamente que la que la volvía loca y de manera justificada era yo a ella -ya que yo iba por la vida como un caballo salvaje en apuros-. Menchu, ese es el nombre de mi hermana, no me volvía loca, más bien me daba miedo decirle las cosas que pasaban o que se enterara de alguna que otra historia audaz en la que me había metido. En esos momentos presentía que yo sería su dolor de cabeza por el resto de su vida.   

Ella me observaba silenciosa y otras veces no tanto, preguntándose si algún día sentaría cabeza. Yo siempre me sentí segura, ya que ella representa mi propio faro, siempre pendiente de mí y mi navegar en aguas calmadas o turbulentas.

Desde el momento que la vi cuando tenía 4 años, reconocí su alma vieja y vi la sabiduría que emanaba de sus ojos. No fue hasta que cumplimos 30 años que entendimos que nuestra relación iba mucho más allá del lazo de sangre tan fuerte que nos unía. El rol que jugaríamos en nuestras vidas era estelar y enriquecería la manera en la que veíamos y vivíamos nuestra existencia. Creo que evolucioné en dos décadas de su dolor de cabeza a su otra cabeza. Lo que nos hacía tan opuestas cuando crecimos, hoy es el pegamento con el que se sella una historia increíble de sinergia, alianza inquebrantable y evolución compartida.  

Aprendimos que la diversidad de perspectivas y binoculares por dónde cada una veía la vida nos concedería la oportunidad de crecer y expandir nuestro alcance en el mundo. Con una dimensión adicional de texturas, saberes y ángulos diferentes, emocionantes e interesantes.

Los aprendizajes de la vida se volvieron más integrales y completos. A partir del momento en que desciframos el verdadero rol de nuestras diferencias, se nos otorgó acceso VIP para disfrutar un número expandido de experiencias y procesos intensos e intercambio de ópticas y destrezas.

El ángulo y la aportación de perspectiva, experiencia y habilidades de cada una es válido y transferible a cualquier situación en la vida. Además de empoderar de manera significativa los procesos de toma de decisiones de cada una.

Por mi parte, entiendo que en todo momento, tengo una visión parcial de cualquier situación y que si yo quiero tener una mejor idea o acercarme más a entender una posición, necesito solicitar el punto de vista de la gente que ve la vida diferente a mí. Menchu ha hecho de mi vida y mis procesos algo más robusto, completo, holístico, divertido e interesante y sé que ella piensa algo parecido. Somos hermanas de sangre y Ying y Yang por elección. Un equipo poderoso, ella se ha convertido en mi musa de la perspectiva.  

Si quieres elegir una sola cosa que inmediatamente enriquezca la calidad de tu vida y tus procesos de evolución busca proactivamente a tu musa de la perspectiva.

Lo que sí te tengo que advertir es que muchas veces es incómodo y tu cuerpo reacciona interesantemente cuando escuchas perspectivas opuestas a las tuyas. El instinto es enojarse o sentirnos incomprendidos, pero si puedes salirte de tu propia cabeza un momento y enfocarte en tus intereses, pon atención a lo que esta otra visión te ofrece ya que eso va a detonar una evolución maravillosa en tu camino. Te garantizo que la vida es mejor de esta manera. Es como si te regalaran lentes de sol modernos, diferentes y nuevos que complementan tu atuendo todos los días.

Algo importante de tomar en cuenta, si decides embarcarte en un proceso de reclutamiento de tu musa de perspectiva, es lo siguiente: sólo califican personas que te respetan y te dan su punto de vista desde un lugar amable y genuino, alguien que te quiere ver triunfar (como dice mi amiga Maribel) y que al mismo tiempo se beneficie de tu opinión y tu manera única de vivir la vida. Los amienemigos no pueden aplicar para esta posición.

Deseo de corazón que te inspire el potencial y la posibilidad de encontrar el Yang de tu Ying, no te arrepentirás.