Abrazando tu sombra y tu luz

 
lasombray laluz.jpeg

De la teoría a la práctica

Mi papá siempre decía: Vivir es llenar las palabras de contenido.

Yo amaba pasar tiempo con esa frase, contemplándola danzar en mi cabeza por horas para averiguar su significado. Como amante de las palabras y las frases capciosas, a mi mente le encanta el momento en donde finalmente vivo las palabras en un plan existencial. 

En el viaje hacia el bienestar espiritual, físico y mental puedes pasar (al menos yo) años aprendiendo sobre el despertar de la conciencia, el amor hacia uno mismo, la aceptación, la liberación de las cosas que no se pueden controlar y el poder de la meditación. Sin embargo, la hora de la verdad siempre se encuentra en la experimentación. Estar listos para aplicar todos estos conceptos cuando las cosas se ponen difíciles representa un gran ejercicio de honestidad brutal con nosotros mismos y las circunstancias temporales que estamos viviendo, eso no es fácil.  Además de lo anterior también se necesita un gran golpe de luz.

Durante mi vida he tenido la gran fortuna de sentir la Mágica que ocurre cuando finalmente VIVO un concepto. Proporcionándole así a mis “enseñanzas” significado y relevancia.

El concepto del cual les quiero hablar hoy es el siguiente: “Vivir Abrazando Nuestra Sombra y Nuestra Luz”, éste es un concepto hermoso que creí haber captado en un nivel conceptual, pero no fue hasta hace poco que pude experimentar completamente lo que realmente significaba. Esto después de haberme dado cuenta que lo había estado viviendo equivocadamente.

Desde hace meses he experimentado tensión interna entre ambas: mi sombra y mi luz, a raíz de que realice un cambio fuerte en mi vida.

Desde entonces, he estado viviendo el “abrazar” mi sombra y mi luz de manera equivocada. Mi forma de “abrazarlas” fue “manejando esta tensión” reclutando todas las herramientas disponibles para hacerlo: ejercicio, meditación, manifestación, atención plena, liberación, etc. Estaba realmente enfocada en manejar dicha “tensión” como la especialista en contingencias que soy, centrándome en los aspectos logísticos de la misma.

Hace unos días abrí mi práctica de meditación y ésta consistía en escribir y repetir la siguiente afirmación: Me amo en todas las formas, siempre.  En inglés: I LOVE MYSELF IN ALL WAYS, ALWAYS.

En piloto automático escribí la afirmación varias veces en mi cuaderno y la repetí en voz alta, allí por la quinta vez algo hizo que me detuviera y tuve un golpe de luz, una revelación. Sentí entonces como una energía liberadora fluía dentro de mi. Pude sentir un intenso rayo de luz cálido y concentrado que entró por mi cabeza y recorrió todo mi cuerpo hasta los dedos de los pies. Esa sensación de serenidad y euforia que sentí se convirtió en una vibración muy particular, tocando entonces la sinfonía triunfal de cuando la conciencia y el entendimiento finalmente se encuentran. Respire hondo.

Finalmente concebí lo que significaba “Abrazar Nuestra Sombra y Nuestra Luz”. Fue la primera vez en meses que sentí que la “tensión” que experimenté dentro de mí se disipó. Lo que entendí como “una tensión que debía resolverse” nunca se resolvería porque la sombra y la luz dentro de cada uno de nosotros no viven en fricción sino en UNIDAD dentro de cada uno de nosotros y las dos representan nuestra historia de vida y nuestro crecimiento. Abrazar mi sombra y mi luz significa Amarme en Todas las Formas, Siempre. Me quité un gran peso de encima, pude respirar perfectamente (después de meses sin hacerlo) y sentí la magia que se produce cuando uno llenas las palabras de contenido.  Es tan impactante el haberme dado cuenta de lo inmediato que es el cambio que se produce dentro de nosotros cuando tenemos un descubrimiento de este tipo. Además de que el sentimiento del golpe de luz no se experimenta solamente en un plano físico sino además un plano vibracional y es instantáneo: Un Sentimiento de Unidad y Armonía con el Universo.  Abrazar mi sombra y mi luz significa Amarme de todas las formas, todo el tiempo.